dijous, 7 de febrer de 2008

Per saber una mica més sobre els nostres alumnes i la seva història

UNA MICA D'HISTÒRIA
El Año Nuevo Chino se remonta al año 2600 aC, cuando el Emperador Huang Ti presentó el primer ciclo del zodíaco. Cuenta la leyenda que antes de partir de la tierra, el Señor Buda reunió a todos los animales para que fueran a verlo. Pero sólo doce fueron a su encuentro para despedirlo. Como recompensa, le puso los nombres de los animales a cada año según el orden de llegada. Los chinos creen que el animal que gobierna el año en el que la persona nació tiene una profunda influencia sobre la personalidad de cada uno, y al respecto dicen: “Este es el animal que se esconde en tu corazón”. Un ciclo del zodíaco completo dura 60 años y está formado por cinco ciclos de doce años cada uno.

El Festival del Año Nuevo o Fiesta de la Primavera es uno de los más importantes para el pueblo chino, ya que es una gran ocasión para reunirse con la familia. Esta fiesta celebra el inicio del nuevo año lunar, en el que se basa el calendario tradicional chino y dura quince días. Según el calendario gregoriano, esto sucede entre finales de enero y mediados de febrero.

El Año Nuevo chino está repleto de tradiciones y simbolismo. Los preparativos comienzan con un mes de antelación, cuando la gente empieza a comprar regalos, adornos, ropa y comida. La casa se limpia a fondo, para barrer todo rastro de mala suerte, y se les da una mano de pintura, habitualmente de color rojo, a los marcos de las puertas y ventanas. También se decora la casa con los 'pareados de primavera', versos con deseos de buena suerte, longevidad y prosperidad.

El Festival comienza por fin con la víspera de Año Nuevo, día en que se reúne la familia para cenar. Todos los hijos, vivan cerca o lejos, vuelven a casa de sus padres. Esto implica más de 150 millones de personas viajando a la vez, lo que somete a los servicios de transporte chinos a una gran presión.

La noche que da comienzo al Año Nuevo es muy especial, pues se celebra una suntuosa cena y los niños reciben sobres rojos con dinero (Hong Bao). Además, cuenta la leyenda que el Nien, (literalmente 'año'), una bestia devoradora de hombres, destruyó un pueblo una noche de invierno. Al cabo de doce meses, el monstruo volvió, pero los hombres trazaron un plan para espantarlo: pasaron toda la noche lanzando fuegos artificiales de color rojo y haciendo ruido con petardos o gongs. La idea funcionó, y dio lugar a las celebraciones del Año Nuevo. Desde entonces la gente permanece despierta toda esta noche, para ahuyentar a Nien y celebrar la llegada del año.

El segundo día de año nuevo las hijas casadas visitan a sus padres. El tercero, según una leyenda, es el día en que los ratones casan a sus hijas. Por esta razón, los chinos se van temprano a dormir y dejan miguitas por la casa.

Las deliciosas comidas cargadas de simbolismo, como los raviolis; los rituales y las visitas a familiares y amigos continúan hasta el día 15. Este es el último día de los festejos del Año Nuevo, y probablemente el más destacado, ya que es cuando se celebran las famosas danzas de leones y dragones y el Festival de las Linternas. Antiguamente, este era el único día del año en el que los padres dejaban salir a sus hijas solas, con lo que los jóvenes aprovechaban para buscar pareja. De hecho, a menudo confeccionaban las linternas para proyectar mensajes de amor, tradición que aún hoy se mantiene.

En resumen, el Festival del Año Nuevo es el mejor momento para disfrutar con la familia y desear a los demás felicidad y buena suerte. Por esta razón, se grita muy fuerte:
FELIÇ ANY NOU!!!!
Trobat a la red.